Sistema Rais Formularios 2016

Plan Estratégico

En el Perú, la producción de conocimientos en las variadas áreas del saber ha estado vinculada a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, a sus maestros, alumnos y egresados. En los últimos decenios, los cambios económicos, sociales, políticos y culturales alcanzaron nuevos niveles que por su extensión, velocidad y profundidad los han denominado la era de la globalización. La sociedad exige hoy a la Universidad una formación profesional de calidad y competitiva, así como una mayor producción de conocimientos científicos, teóricos y aplicables.

San Marcos frente a la nueva dimensión que alcanza el fenómeno y ante la necesidad tan grande y urgente que demanda el país, ha orientado sus acciones a atender estas demandas para contribuir con los resultados de sus investigaciones al desarrollo sostenible que se requiere. En esa perspectiva, desde fines de los noventa formalizó la gestión de la investigación científica, creando primero el Consejo Superior de Investigaciones y, a partir del 2005, el Vicerrectorado de Investigación.

Es importante revertir la percepción que tienen la sociedad, la comunidad nacional e internacional de que San Marcos poco o nada hace por la investigación, alejada de los grandes problemas nacionales y del estudio de la realidad nacional. A nivel internacional se le visualiza sólo por las publicaciones en las revistas indizadas y las citaciones de los trabajos de sus investigadores y, no obstante, se ha ubicado como la primera universidad pública peruana en el ranking internacional. A pesar de estos logros, su lugar en el contexto internacional está muy lejos de sus pares de América Latina como Brasil y México. En ese sentido, la competencia con otras universidades del medio, con los Institutos y Centros de Investigación de las grandes empresas está marcada; pero también las alianzas estratégicas con el Estado, los gobiernos regionales, locales, el empresariado, etc., indudablemente fortalecerán la tarea de investigación. La investigación, en tanto proceso de conocimiento de la realidad para contribuir a su transformación, implica un aporte teórico de nivel, una aplicación de sus resultados que contribuya a la promoción, generación, uso y difusión del conocimiento científico, tecnológico y humanístico y, con ello, al desarrollo social, económico y cultural que el país necesita.

Es nuestro interés, por ello, impulsar entre nuestros alumnos, egresados y profesores el conocimiento teórico profundo de la ciencia, desarrollando su talento, creatividad, interés y sobre todo pasión por el tema y problema que se investiga, sea individual o grupal interdisciplinario.

Es indudable que para poder cumplir con estos propósitos debemos superar algunas dificultades, entre ellas: una universidad diseñada para la docencia, las limitaciones financieras, el trato preferente que tienen las universidades privadas y aquellas con fines de lucro, así como el predominio de lo privado sobre lo público. Pero nuestras fortalezas son importantes y por ello mismo requerimos potenciarlas a través de la diversidad de disciplinas científicas que practicamos, de los investigadores y especialistas de alto nivel con los que se cuenta, los estudios y proyectos ejecutados anualmente, el número de publicaciones y auspiciar a investigadores jóvenes entre los alumnos del pre y posgrado. Requerimos sí, la formación de investigadores jóvenes, el perfeccionamiento continuo de los investigadores, así como mayor y mejor equipamiento, infraestructura instalada para actividades investigativas conjuntas y multidisciplinarias. Gestionar las actividades de investigación, planificarlas, administrarlas, conducirlas y evaluarlas, es todo un reto y lo estamos logrando. Por ello conceptuamos la íntima relación entre la gestión y la planificación en el horizonte universitario, su compromiso con la sociedad, la responsabilidad y la respuesta a la demanda del país, de los gobiernos y del empresariado. En ese sentido el VRI asume la responsabilidad de la gestión administrativa y financiera de las diferentes actividades de investigación aquí señaladas, que privilegien la investigación aplicada; la invención, innovación y transferencia tecnológica.

No podemos dejar de buscar en esta era, de mayor profundización del dominio del capital y el mercado, la internacionalización de San Marcos. Sabemos que en los distintos países del mundo es la única universidad peruana reconocida, eso nos obliga a fortalecer esa imagen, con nuestra producción científica, con la formación excelente de nuestros profesionales, con el intercambio y movilidad universitaria, con los convenios nacionales e internacionales referidos a la enseñanza e investigación en el pre y posgrado, con las alianzas estratégicas, con las redes universitarias y académicas a las que nos integremos, con las fuentes cooperantes a las que tengamos acceso. Sabemos que todo ello no es nada fácil, pero trabajaremos por alcanzar nuestras metas.

De todo ello se colige la pertinencia del Plan Estratégico 2012-2016, con la experiencia de los realizados por el CSI a fines de los años noventa, el del CSI 2002-2006 y del VRI 2007-2011. Consideramos que este Plan Estratégico es un instrumento de gestión, pues tiene un carácter instrumental, nos precisa el camino, la secuencia y las técnicas a seguir y emplearse en el proceso de gestión. Su formulación es resultado de un trabajo de equipo del VRI y de los Institutos y Centros de Investigación, tanto en el momento de acopio de información, de análisis y sistematización en un diagnóstico situacional de investigación en la Universidad. En este plan estratégico se exponen las políticas que orientarán la gestión de las actividades de investigación a través de las cuales se buscará el logro de los objetivos estratégicos y específicos, que implican el desarrollo de un conjunto de acciones y actividades para alcanzar las metas propuestas.

Ir a la Publicación